Padre Rico Padre Pobre además de ser un best seller a nivel mundial da importantes ideas referentes al manejo del dinero y deuda. Una idea que se desarrolla en el libro es la de la existencia de deuda “buena” y deuda “mala”. El autor indica que no está en contra de adquirir deudas, pero, que lo hagamos solo para contraer deuda “buena”. Una deuda “buena”, se considera así, cuando se contrae para adquirir activos (el activo es algo que pone dinero en tus bolsillos) y el mismo activo va a cubrirla. Al terminarse de pagar la deuda “buena” deja como resultado el activo produciendo dinero a su dueño.

No es recomendable adquirir deuda “mala”, que es la utilizada en pasivos (lo que saca dinero de tus bolsillos); ya que a menudo este tipo de deudas son utilizadas para gastos que no van a retornar nada al que la contrajo, y este necesita tomar de su ingreso (salario, comisiones, honorarios, etc) para pagarla.

Usualmente esta deuda se asocia a deuda de consumo (comidas, mercado, viajes) ó lujos (para aparentar ser algo que no se es).

Danos ejemplos de deuda buena y de deuda mala. Aqui Comparte con todos esta información.

Padre Rico, Padre Pobre E-Book